‘La Última Lanzada de Dados’: Cómo un Estudio Clínico de Cáncer Salvó a Timothy Leech

by

Salud Heroes
Timothy Leech with wife Katie
Share On Social!

Timothy Leech acababa de celebrar su cumpleaños número 40, cuando recibió una noticia que cambió su vida.

Timothy fue diagnosticado con carcinoma de células escamosas en etapa 4, una forma de cáncer de piel, en 2014. Los médicos le dijeron que le quedaba poco tiempo de vida.

“Claro que me asusté, Pensé que me iba a ir muy rápido”, dijo Timothy.

Pero hoy, ocho años después, Timothy es un sobreviviente de cáncer.

Él le da crédito a su esposa, Katie Leech, a su equipo médico y a un estudio clínico por llevarlo a donde está hoy, no completamente libre de cáncer, pero “tan pequeño que no se puede medir”.

Un estudio clínico es un estudio de investigación que ayuda a los investigadores a aprender más para ayudar a reducir el progreso, controlar y tratar enfermedades como el cáncer.

“Fue muy parecido a que este [estudio clínico] es la última lanzada de dados aquí”, dijo Katie.

El Comienzo de una Dura Batalla Contra el Cáncer

Después de su diagnóstico, Timothy comenzó los tratamientos estándar de quimioterapia y radiación.

“Comenzó con quimioterapia y radiación desde el principio”, dijo Katie. “Sentimos urgencia de comenzar de inmediato”.

Timothy continuó el tratamiento por un tiempo.

Pero no le ayudó como esperaba.

“Había alcanzado la cantidad máxima de radiación que podía tener y fue simplemente como, ‘¿Qué más tiene para nosotros?’ Obviamente estas cosas no están funcionando, ¿y ahora qué?” Dijo Katie.

Timothy luego trató otro tipo de inmunoterapia.

Pero eso tampoco dio resultados positivos.

“El tumor estaba creciendo otra vez de manera bastante agresiva en un lugar donde ya había tenido dos cirugías cerebrales. No, él tuvo tres cirugías cerebrales, una craneotomía doble y otra craneotomía, como si regresara todo en el mismo lugar”, dijo Katie. “Entonces, realmente fue … bueno, hemos hecho esto, y hemos hecho lo otro, a menos que quiera volver a la quimioterapia, lo cual él ya lo había hecho muchas veces en ese momento, no creo que la quimioterapia fuera a ser una opción otra vez”.

Con las opciones de tratamiento agotándose para Timothy y su condición empeorando, la pareja comenzó a preocuparse.

El Último Recurso: un Estudio Clínico

El equipo médico de Timothy le dio una última opción.

Participe en un estudio clínico. Un estudio clínico es un estudio de investigación realizado en personas para evaluar una intervención médica, quirúrgica o de comportamiento.

En el caso de Timothy, el estudio estaba evaluando un tratamiento nuevo. El participar le dio esperanza.

“Era tener mucha esperanza y orar para que llegáramos a ese punto y que funcionara cuando empezáramos. Daba miedo. Fue muy parecido a este [estudio clínico] es la última lanzada de dados aquí. Como, si no hacemos esto, no sé qué vamos a hacer. Así que lo haremos”. Dijo Katie.

La cosa era que Timothy decidió no hacer más quimioterapia o radiación.

Desde su diagnóstico, Timothy había pasado por radiación cuatro veces.

“Estaba en ese punto en el que estaba como ‘No lo haré, ya terminé, no lo voy a hacer'”, dijo Katie. “Ya no quería nada que le diera todos los efectos secundarios de la quimioterapia, eso era con lo que había terminado. No más llagas en la boca, no más náuseas desagradables, no más no poder ingerir (tragar) cosas. Quiero decir que terminó con todo eso, lo hizo todo, lo hizo todo muchas veces”.

De modo que la opción del estudio clínico comenzó a verse como una buena opción.

“[El equipo médico de Timothy] nos puso en contacto con la coordinadora de investigación y hablamos con el [equipo de estudios clínicos] y ella lo explicó todo. Estábamos como, ‘Haremos eso, seguro'”, dijo Katie. “Entonces, creo que solo tener la opción disponible, no tomó mucho convencimiento una vez que tuvimos algo que no iba a ser los tratamientos convencionales”.

Timothy vio el estudio clínico con confianza y un poco de miedo.

“Odio las agujas. Eso es duro. Quiero decir que duele un poco. Pero aparte de eso, no, no estoy preocupado por nada, que pase lo que pase”, dijo Timothy.

Luego llegó el momento del estudio clínico.

“Por todo lo que escuchamos, [el estudio clínico] iba a dar los menores efectos secundarios con el mejor resultado final, que podría potencialmente durar años, incluso después de dejar de tomarlo”, dijo Katie. “Así que eso fue como, pues bueno, inscríbete para eso'”.

El Impacto del Estudio Clínico

Timothy comenzó el tratamiento nuevo del estudio clínico en 2017.

Los primeros cuatro meses fueron bien. Después de tomar un descanso debido a la irritación estomacal, pasó otros cinco o seis meses en el tratamiento.

Timothy Leech participating in clinical trialsA Timothy y a Katie les gustó el proceso del estudio clínico.

“Nos gustó que fuera como corto. Probablemente fue la duración más corta [de tratamiento] que haya tenido. Así que eso fue conveniente”, dijo Katie. “Solíamos ir por un tiempo de infusión de seis horas [para la quimioterapia], hasta un máximo de una hora y media [para el tratamiento del estudio]. Lo que hace una gran diferencia, ya que nadie quiere sentarse aquí durante 10 horas al día”.

El tratamiento del estudio condujo a resultados milagrosos para Timothy.

“Casi todo el cáncer había desaparecido. No es como si se hubiera ido para siempre, como si  desapareciera. Pero es tan pequeño que no se puede medir”, dijo Katie. “Lo llaman una respuesta completa al tratamiento”.

“No dirán [Timothy está libre de cáncer] porque ha estado en su sangre y sus huesos … Pero las manchas que habían estado observando se han reducido y se han hecho muy, muy pequeñas, como si estuviéramos hablando de milímetros ahora. Es tan pequeñito”.

La Importancia de la Navegación de Pacientes

Como Timothy ha aprendido, navegar el cáncer no es una tarea fácil.

Entre citas, médicos y opciones de tratamiento, Timothy y Katie encontraron muchos desafíos para tomar decisiones y resolver las cosas.

“Creo que no hay suficientes cosas que se les digan a las personas cuando se les diagnostica por primera vez, que hemos llegado a realizar de una forma muy, muy difícil, a través de mucha investigación propia, y muchas lágrimas”, dijo Katie.

Los factores financieros también afectaron a la pareja.

“Realmente estábamos sufriendo por las  finanzas en ese momento y literalmente pensé: ‘Deja de programarme citas de cuatro minutos porque me cuesta $50 cada vez que entro por tu puerta'”, dijo Katie. “Entiendo, quiero que lo cuiden lo mejor posible, pero hay muchos otros componentes de nuestro bienestar y parte de eso es nuestro bienestar financiero y lo miras durante cuatro minutos diciendo: ‘Se mira bien hoy, vamos a terminar el tratamiento'”.

Timothy encontró apoyo adicional en una navegadora de pacientes.

Los navegadores de pacientes ayudan a los pacientes y a sus familias con muchas cosas, incluyendo:

  • Aseguran que los pacientes estén completamente informados sobre sus derechos legales.
  • Enseñan a los pacientes sobre sus opciones de atención de salud y hacen recomendaciones específicas basadas en sus objetivos.
  • Ayudan a los pacientes y a sus familias a navegar el proceso de usar el seguro para pagar la atención.
  • Revisan el papeleo de los pacientes para asegurarse de que cumplen con todos los requisitos.

“Probablemente hay muchos más servicios disponibles, pero si no te lo dicen, no sabes cómo preguntar. Y entonces, creo que en general, la comunidad del cáncer realmente necesita trabajar en esas cosas, en mi opinión”, dijo Katie. “Literalmente me tomó derrumbarme… en lágrimas antes de que alguien me dijera que había una trabajadora social disponible en el hospital … se necesitó esa circunstancia extrema para que dijeran: ‘Tenemos a alguien que te ayude con [las finanzas]'”.

Cómo Superar Juntos el cáncer

Un buen sistema de apoyo es importante en la lucha contra el cáncer, Timothy ciertamente tiene uno.

“Tenemos un gran sistema de apoyo, quiero decir que tenemos muchos amigos y familiares, que siempre están apoyándonos”, dijo Katie. “Estaban muy emocionados de que tuviéramos [un estudio clínico como] una opción”.

Katie también da crédito al apoyo de los médicos y enfermeras de Timothy.

“También hicimos muy buenos amigos con enfermeras, e incluso ellas fueron como nuestras guías, muchas veces nuestras confidentes”, dijo Katie. “Siempre fueron realmente las que lo apoyaron y se alegraron por él cuando se veía bien, y podían decir que cuando ganaba dos libras, ya sabes, como, ‘Oye, te ves mejor'”. Dijo Katie.

Timothy también habló de su gratitud hacia Katie.

“Ella tuvo que hacerlo sola, yo no podía pensar muy bien”, dijo Timothy. “Ella tenía que hacer demasiado”.

A través de la lucha juntos, la familia Leech obtuvo los resultados que esperaban, gracias en gran parte al estudio clínico.

“Ya ha sobrepasado el tiempo de vida esperado por lo que tenía, y eso ha sido muy motivante para él, porque ha pasado por muchas cosas diferentes, fuimos golpeados con algo realmente grande y él dice: ‘Bueno, pensé que iba a estar muerto hace dos años, así que también podría patear la enfermedad esta vez”, dijo Katie.

¿Cómo Puede Participar en Estudios Clínicos?

Cuando se le preguntó si los estudios clínicos le salvaron la vida, Timothy estaba bastante seguro de que así fue.

“Este tipo de cáncer que tengo, se suponía que yo ya debía haber desaparecido hace mucho tiempo. Sabe, se suponía que no debía estar vivo en este momento, sintiéndome bien. Así que, por supuesto, seguro que sí”, dijo Timothy.

Katie también recomienda considerar un estudio clínico.

“Creo que usted debe mirar [un estudio clínico] de la misma manera que ve otras opciones de tratamiento que están disponibles. No necesita descartarlo porque es un estudio, porque podría ser el que le salve la vida”, dijo Katie. “Cualquier cosa que pueda hacer para evitar la quimioterapia y la radiación, yo lo haría. Creo que hay suficientes avances [científicos] por lo que yo definitivamente estaría dispuesta a probar [los estudios clínicos] como una mi opción principal”.

Hoy en día, se necesita diversidad en los estudios clínicos.

Los latinos y otras personas de color están históricamente subrepresentadas

Nuestro grupo de Salud América! dirigido por la Doctora Amelie G. Ramírez de UT Health San Antonio, está compartiendo información sobre los estudios clínicos disponibles y elevando las voces y los testimonios de latinos que han participado en estudios clínicos para motivar a los latinos a que participen. Este trabajo cuenta con el patrocinio de Genentech, miembro del Grupo Roche.

“Los latinos en estudios clínicos no solo se están ayudando a sí mismos, sino que también están construyendo un futuro con mejores tratamientos que pueden ayudar a sus familias en el futuro”, dijo Ramírez.

Visite la Página de estudios clínicos de Salud América! para obtener más información sobre las oportunidades disponibles y cómo usted y su familia pueden participar.


¡ENCUENTRE UN ESTUDIO CLÍNICO!

By The Numbers By The Numbers

100

percent

of healthcare workers should focus on infection control

This success story was produced by Salud America! with support from the Robert Wood Johnson Foundation.

The stories are intended for educational and informative purposes. References to specific policymakers, individuals, schools, policies, or companies have been included solely to advance these purposes and do not constitute an endorsement, sponsorship, or recommendation. Stories are based on and told by real community members and are the opinions and views of the individuals whose stories are told. Organization and activities described were not supported by Salud America! or the Robert Wood Johnson Foundation and do not necessarily represent the views of Salud America! or the Robert Wood Johnson Foundation.

Share your thoughts